Todo es diferente

No sé si tiene mucho sentido…
Pero como cada noche…
Elijo sentarme a solas,
en silencio…
Elijo esperar que tu voz 
se acerque…
Robe mis labios, 
encienda mi pecho…

Pero estos días todo es diferente…
Zombies que no lloran muertes,
invaden de miedo el ambiente…

Enjaulados en sus sofás,
con las panzas llenas,
con su razón por estandarte,
desde el amparo de la retaguardia 
disparan escupitajos de aire…
Balazos de opinión disfrazados…
En guerras virtuales…
Ficticias, perpetuas… 
Que nunca ganan, 
que nunca pierden…

Pero estos días todo es diferente…
En la distancia…
Lejos de sus hogares,
de sus besos,
de sus abrazos…
Miles de batallas…
A vida o muerte…
Invaden de dolor el ambiente…
Unas se ganan…
Otras se pierden…

En el frente…
Desbordados…
Luchan con todo lo que tienen…
Les falta el aire…
Pulmones encharcados
van perdiendo el aliento…

A su alrededor…
En modo ralentí,
el mundo que construyeron, 
aislado,
Sigue funcionando…
Se resiste a despertar…
Las máquinas del dinero 
que nunca tuvieron, 
siguen imprimiendo en el tiempo…

Y No sé si tiene mucho sentido…
Pero como cada noche…
Elijo sentarme a solas,
en silencio…
Elijo esperar que tu voz 
se acerque…
Robe mis labios,
encienda mi pecho…

(Xoanxo, 2020)

Dónde estás tú?

Dónde estás tú?

Hoy, que pocos parecen decir,
todos somos Madrid…
Que gritos en muros
piden cerrar puertas…
Que solidarios aplausos 
rompen cada noche 
el silencio de las calles…
Dónde estás tú?

Dónde estás tú?
Hoy, que tantas voces en redes 
reparten su pan diario del miedo…
Que con prepotente hipocresía escondida…
De opiniones huérfanas sin barras de bar…
Solo buscan responsables a quien culpar…
Hacer leña del árbol doblado, aún no caído…

Dónde estas tú? 

Y ojalá…
Ojalá, puedas disfrutar del calor de tu hogar…
Y desde ahí…
Desde ahí
repartir todo el cariño que escondes…
Todo el agradecimiento que no debes callar…
Porque hoy, aislados, todos están a tu lado…

Ojalá…
Ojala, no inundes tu mundo de rabia…
Que como el plástico vagabundo
se pega a las redes del odio…
Que todo lo ahoga en tiempos de angustia…

Ojalá...
Ojalá que ahora más que nunca 
sepas ser compañero solidario de camino…
Buen amigo…
Ojalá…

Y yo me pregunto…

Dónde estás tú?

Hoy, que pocos parecen decir,
todos somos Madrid…
Que gritos en muros
piden cerrar puertas…
Que solidarios aplausos 
rompen cada noche 
el silencio de las calles…
Dónde estás tú?

(Xoanxo, 2020)

Unicornios Enjaulados

Y parecían flores en cautiverio…
En aquella recién nacida primavera…
En la que a puertas cerradas,
ocultaban sus sonrisas 
bajo millones de mascarillas…

Y parecían unicornios enjaulados
en aquellas noches de sueños ahogados…

Y en sus cielos de asfalto…
Ojos exhaustos…
Les delataban cada noche 
bajo lluvias de silenciosos aplausos…

Y parecían flores en cautiverio…

Y parecían unicornios enjaulados…

Y en sus cielos de asfalto…
En aquella recién nacida primavera…
En aquellas noches de sueños ahogados…
En las que a puertas cerradas…
Ojos exhaustos…
Ocultaban sus sonrisas…
Les delataban cada noche 
bajo millones de mascarillas,
bajo lluvias de silenciosos aplausos…

Y parecían unicornios enjaulados…
En aquella recién nacida primavera…
En aquellas noches de sueños ahogados…

Y en sus cielos de asfalto…
Ojos exhaustos…
Les delataban cada noche 
bajo lluvias de silenciosos aplausos

(Xoanxo, 2020)

Agora que non afoguei

Interpretado por Begoña Fernández

¿Quen me ía dicir…
Que naquel calar…
Naquel silencio 
que aos meus beizos
tanto lles custou albergar,
acochábanse estas palabras, 
hoxe dunha voz emprestada?

¿Quen me ía dicir…
Que agora…
Agora que non afoguei,
as ía poder soltar na memoria 
dos que endexamais esquecen,
darlle a liberdade 
que ti, ruín xuíz,
lles quixeches roubar…?

E mentres a vida semella igual…
Agora…
Agora que non afoguei…
E moitos, coma ti, miserábeis, 
facedes vida normal…
Eu quero berrar versos de paz…
Versos que asubíen nos ventos do inverno…
Que voen por sempre no tempo infindo…

¿E quen me ía dicir…
Que agora…
Agora que non afoguei…
Nestas novas páxinas
que na súa benvida
as puntas dos meus dedos 
acariñan a bicos,
ía eu atopar esta paz que sinto
que non lograstes aforcar…?

E mentres xa nada é igual…
¿Quen me ía dicir…
Que naquel calar,
naquel silencio 
que aos meus beizos
tanto lles custou albergar,
acochábanse estas palabras,
hoxe dunha voz emprestada?

(Xoanxo, 2019)

Don think you know me…

Interpreted by Tanimara Loupatty

Don’t think you know me…
Unless you open your heart…

There is no rigid identity in me to grasp…  
To jail, confine…

But a profound self
that your vain judgements
will never touch… 

With firm roots dug deep inside…
What you actually see…
Simply volatile…

Don’t think you know me…
Because you saw me laugh…
Cry…
I might have appeared lost…
Confused…
Broken at times…
But don’t be mistaken by the surface…
Water droplets on a clear diamond face…

Like the wind…
Sometimes soft, warm,
like a summer night breeze…
Cold, strong,
like a winter storm…
Still, awake, sleep…

There is no rigid identity in me to grasp… 
To jail, confine…

But a profound self
that your vain judgements
will never touch… 

Don’t think you know me…
Because you saw me laugh…
Cry…
I might have appeared lost…
Confused…
Broken at times…
But don’t be mistaken by the surface…
Water droplets on a clear diamond face…

Don’t think you know me…
Unless you open your heart…

(Xoanxo, 2020)

Querido Otoño

Interpretado por Amalia Souto

Querido otoño,
entra cuando llegues…
No llames a mi puerta,
hace tiempo que la dejo abierta…

No es que te haya estado esperando…
No es que te haya estado deseando…
Quizás solo sea…
Que eche de menos 
el calor que alberga 
el anticipo de las bienvenidas…
Su cariño…Su alegría...
Su incertidumbre…

Querido otoño,
quiero que sepas…
Que aunque parezca cansada…
Sigo amando con todo mi cuerpo 
como lo hice en primavera…
Entregándome a ciegas...
Abrazando desnuda
incontables sueños de verano...
De quienes nunca llegué a despedirme...

Querido otoño,
Me quedo con todo lo vivido…

Entra cuando llegues…
No llames a mi puerta,
hace tiempo que la dejo abierta…

(Xoanxo, 2020)

La verdad

Interpretado por Montse Martos.

Llámame loca…
Por no aceptar tu realidad…
Por no comprometerme 
a caminar siempre a tu lado…

Llámame loca…
Por defender mi libertad…
Por alejarme de tus normas…
Por bailar en lo que tu llamas la cuerda floja…

Llámame loca…
Pero por favor…
No pienses que me importa…

Compartiendo camino o en solitario,
la verdad solo me exige desnudez…
En ella, paso a paso, 
me descubro en la sinceridad de cada mirada…
Me pierdo en cada deseo ajeno que es incapaz de ver…
En ella…No acepto el yugo de tus miedos…
Cadenas que me niegan la existencia… 

Llámame loca…
Por no aceptar tu realidad…
Por defender mi libertad…
Por alejarme de tus normas…
Por bailar en lo que tu llamas la cuerda floja…

Llámame loca…
Pero por favor…
No pienses que me importa…

(Xoanxo, 2019)

El cielo que nos habita

Interpretado por Garbiñe Para.

Dónde acaba el cielo?
Me preguntaste…
Y por un instante…
No supe que contestar…

Infinito…Constante…Dije…
En cada noche despertando su alba…
En cada día abrazando su ocaso…
Infinito…

Sí hijo…Infinito…
A veces lo ves azul…
Clarito…Oscuro…
A veces parece gris…
Naranja…Rojo…Verde…
Blanco, Negro…
Lila o amarillo…

Pero no necesitas comprenderlo…
Presta atención…
Y lo sentirás en tu pecho…

Sí hijo…Eso que sientes
cuando estás en silencio…
Es el mismo cielo que nos habita…
Infinito…Constante…
En cada noche despertando su alba…
En cada día abrazando su ocaso…
Infinito…

El mismo cielo que nos habita…

(Xoanxo, 2019)

El Camino

Interpretado por Julián Torres.

A veces me pregunto…
Por qué en la quietud que somos
nos engaña el paso del tiempo…?
Por qué perseguimos sueños 
que sin darnos cuenta 
siempre estuvieron cumplidos…?

Puede ser quizás
que solo seamos camino 
hacia nosotros mismos…
Hacia dónde ya siempre estuvimos?

En el escenario
los días se suceden lentamente…,
Parecen incesantes olas de costa
encontrando su buscada orilla…
Parecen infinitas hojas de otoño 
gravitando hacia su lecho de invierno…

Desde la audiencia…
Testigo del tiempo…
Me pregunto…
De qué o quién realmente huimos…?
Puede ser quizás
que de nosotros mismos?

Por qué en la quietud que somos
perseguimos sueños 
que sin darnos cuenta 
siempre estuvieron cumplidos…?

(Xoanxo, 2019)

Rebeldes de Corazón

Interpretado por Gema Hernando.

Dicen, que se encontraron
en un bar…
A la orilla de la juventud…
Sin querer…
Compartiendo miedos y sueños…

Que se perdieron en una atracción inevitable,
en una danza sensual,
Tibia…
Como el sonido de un palpitar…

Que sus reflejos y lamentos…
Se fundieron una noche
en la oscuridad de un beso…

Dicen, que rebeldes de corazón,
a ciegas…
se lanzaron,
como versos de terciopelo enamorado,
a los brazos de otra mujer…

Que se encontraron desnudas…
En aquellas caricias prohibidas,
en las que se desvaneció toda culpa,
todo el pecado de un mundo extraño…

Dicen,
que rebeldes de corazón, 
como versos de terciopelo enamorado… 
Para siempre…
Se perdieron en los brazos de otra mujer…

(Xoanxo, 2019)