Todo es diferente

No sé si tiene mucho sentido…
Pero como cada noche…
Elijo sentarme a solas,
en silencio…
Elijo esperar que tu voz 
se acerque…
Robe mis labios, 
encienda mi pecho…

Pero estos días todo es diferente…
Zombies que no lloran muertes,
invaden de miedo el ambiente…

Enjaulados en sus sofás,
con las panzas llenas,
con su razón por estandarte,
desde el amparo de la retaguardia 
disparan escupitajos de aire…
Balazos de opinión disfrazados…
En guerras virtuales…
Ficticias, perpetuas… 
Que nunca ganan, 
que nunca pierden…

Pero estos días todo es diferente…
En la distancia…
Lejos de sus hogares,
de sus besos,
de sus abrazos…
Miles de batallas…
A vida o muerte…
Invaden de dolor el ambiente…
Unas se ganan…
Otras se pierden…

En el frente…
Desbordados…
Luchan con todo lo que tienen…
Les falta el aire…
Pulmones encharcados
van perdiendo el aliento…

A su alrededor…
En modo ralentí,
el mundo que construyeron, 
aislado,
Sigue funcionando…
Se resiste a despertar…
Las máquinas del dinero 
que nunca tuvieron, 
siguen imprimiendo en el tiempo…

Y No sé si tiene mucho sentido…
Pero como cada noche…
Elijo sentarme a solas,
en silencio…
Elijo esperar que tu voz 
se acerque…
Robe mis labios,
encienda mi pecho…

(Xoanxo, 2020)

Dónde estás tú?

Dónde estás tú?

Hoy, que pocos parecen decir,
todos somos Madrid…
Que gritos en muros
piden cerrar puertas…
Que solidarios aplausos 
rompen cada noche 
el silencio de las calles…
Dónde estás tú?

Dónde estás tú?
Hoy, que tantas voces en redes 
reparten su pan diario del miedo…
Que con prepotente hipocresía escondida…
De opiniones huérfanas sin barras de bar…
Solo buscan responsables a quien culpar…
Hacer leña del árbol doblado, aún no caído…

Dónde estas tú? 

Y ojalá…
Ojalá, puedas disfrutar del calor de tu hogar…
Y desde ahí…
Desde ahí
repartir todo el cariño que escondes…
Todo el agradecimiento que no debes callar…
Porque hoy, aislados, todos están a tu lado…

Ojalá…
Ojala, no inundes tu mundo de rabia…
Que como el plástico vagabundo
se pega a las redes del odio…
Que todo lo ahoga en tiempos de angustia…

Ojalá...
Ojalá que ahora más que nunca 
sepas ser compañero solidario de camino…
Buen amigo…
Ojalá…

Y yo me pregunto…

Dónde estás tú?

Hoy, que pocos parecen decir,
todos somos Madrid…
Que gritos en muros
piden cerrar puertas…
Que solidarios aplausos 
rompen cada noche 
el silencio de las calles…
Dónde estás tú?

(Xoanxo, 2020)

La verdad

Interpretado por Montse Martos.

Llámame loca…
Por no aceptar tu realidad…
Por no comprometerme 
a caminar siempre a tu lado…

Llámame loca…
Por defender mi libertad…
Por alejarme de tus normas…
Por bailar en lo que tu llamas la cuerda floja…

Llámame loca…
Pero por favor…
No pienses que me importa…

Compartiendo camino o en solitario,
la verdad solo me exige desnudez…
En ella, paso a paso, 
me descubro en la sinceridad de cada mirada…
Me pierdo en cada deseo ajeno que es incapaz de ver…
En ella…No acepto el yugo de tus miedos…
Cadenas que me niegan la existencia… 

Llámame loca…
Por no aceptar tu realidad…
Por defender mi libertad…
Por alejarme de tus normas…
Por bailar en lo que tu llamas la cuerda floja…

Llámame loca…
Pero por favor…
No pienses que me importa…

(Xoanxo, 2019)

El Camino

Interpretado por Julián Torres.

A veces me pregunto…
Por qué en la quietud que somos
nos engaña el paso del tiempo…?
Por qué perseguimos sueños 
que sin darnos cuenta 
siempre estuvieron cumplidos…?

Puede ser quizás
que solo seamos camino 
hacia nosotros mismos…
Hacia dónde ya siempre estuvimos?

En el escenario
los días se suceden lentamente…,
Parecen incesantes olas de costa
encontrando su buscada orilla…
Parecen infinitas hojas de otoño 
gravitando hacia su lecho de invierno…

Desde la audiencia…
Testigo del tiempo…
Me pregunto…
De qué o quién realmente huimos…?
Puede ser quizás
que de nosotros mismos?

Por qué en la quietud que somos
perseguimos sueños 
que sin darnos cuenta 
siempre estuvieron cumplidos…?

(Xoanxo, 2019)

Rebeldes de Corazón

Interpretado por Gema Hernando.

Dicen, que se encontraron
en un bar…
A la orilla de la juventud…
Sin querer…
Compartiendo miedos y sueños…

Que se perdieron en una atracción inevitable,
en una danza sensual,
Tibia…
Como el sonido de un palpitar…

Que sus reflejos y lamentos…
Se fundieron una noche
en la oscuridad de un beso…

Dicen, que rebeldes de corazón,
a ciegas…
se lanzaron,
como versos de terciopelo enamorado,
a los brazos de otra mujer…

Que se encontraron desnudas…
En aquellas caricias prohibidas,
en las que se desvaneció toda culpa,
todo el pecado de un mundo extraño…

Dicen,
que rebeldes de corazón, 
como versos de terciopelo enamorado… 
Para siempre…
Se perdieron en los brazos de otra mujer…

(Xoanxo, 2019)

La silueta

Y si ya nadie escucha…?
Y si al callarte…
La voz de tu silencio ya no habla por ti?

Y si a tu paso firme le surge la duda
y al girarte para evitar miradas extrañas, 
descubres que en su camino 
no eres más que el reflejo de una silueta
sobre el horizonte de un cielo distante…?

Y si al volverte, el vuelo de tus sueños,
como una bala perdida en el espejo…
Te sorprende penetrando tu vientre…?  

Ahora que ya nadie escucha…
que los artistas trabajan a turnos
vendiendo dictados de corbata y traje gris…
Que al callarte…
La voz de tu silencio ya no habla por ti…
Quizás valga la pena
que al volverte,
el vuelo de tus sueños, 
como una bala perdida…
Fuera del espejo…
Te sorprenda 
penetrando tu vientre…

(Xoanxo, 2019)

No sé si quiero

Interpretado por Lorena Maceiras.

No sé si quiero 
que te pierdas en mi laberinto...
Que perdido encuentres la puerta 
de mi recóndito escondite…

No sé si quiero… 
Que sin llave y sin llamar…
Que sin haberte yo invitado 
logres entrar… 
Robar mi callado silencio…
Profanar la soledad 
de mi corazón somnoliento…

No sé si quiero…
Que sin permiso
y por sorpresa…
Tu cálida luz 
despierte la penumbra
de mi sombría guarida…
Que cada noche…
Tu recuerdo…
Se aloje en mi pecho… 
Me acompañe 
cada mañana en mi sueño…

No sé si quiero…

No sé si quiero...
Que tus caricias
revoquen a mi amor su destierro...

No sé si quiero...

(Xoanxo, 2019)

Hoy, a tu lado

Hoy, vuelvo a ver 
aquellos momentos del ayer…
Una y otra vez pretendiendo 
la dulzura de tus labios de miel…

Besos que nunca olvidé…
Como huellas tatuadas en mi piel 
que en la orilla del tiempo 
siguen buscando a tus pies…

Hoy, a tu lado 
recuerdo cada paso,
el calor de todas tus caricias, 
de todos tus abrazos…

Hoy vuelvo a ver 
aquellos momentos del ayer…
Una y otra vez pretendiendo 
la dulzura de tus labios de miel…

Hoy, a tu lado 
recuerdo cada paso,
el calor de todas tus caricias, 
de todos tus abrazos…

Besos que nunca olvidé…
Como huellas tatuadas en mi piel… 

(Xoanxo, 2019)

Déjame que te cuente

Interpretado por Mely Ojea.

Ven…
Dame tu mano…
Échate aquí,
a mi lado…
Déjame que te cuente…

Verás…
No todos los atardeceres
son iguales…
Aunque quizás lo parezcan…

Cierra los ojos…
No quedan 
lágrimas de ayer…
Todo lo que fue…
Se junta en ti…
En mí…
Aquí…
En todo lo vivido…
Tu felicidad...
Tristeza…
Indiferencia…
Toda tu pena…
Tu alegría…
Todo lo que fuiste…
Lo que se avecina…
Se junta en ti…
En mi…
Aquí…
En esa mano
que ahora acaricia la mía…
En esos ojos cerrados 
que besan los míos…

Ven…
Dame tu mano…
Échate aquí,
a mi lado…
Déjame que te cuente…

(Xoanxo, 2019)

Puede ser (Pot ser)

Traducido e interpretado por Isabel Hernández.

Puede ser…
que en mí, 
encuentres un trocito,
de cada mujer…
O que tal vez,
todas ellas…
Juntas, se alojen
en este equipaje
que arrastran mis pies…

Pero aunque esta voz
te resulte extraña,
no te preguntes
quien de ellas
habla por mí…

En este mundo,
que con tanto cariño
arropo en mis manos,
tan único,
tan propio, 
tan mío,
Soy yo,
quien decide cada día, 
Si sigo a tu lado o no…

(Xoanxo, 2019)